lunes, 20 de diciembre de 2010

Contenta, pero desilusionada

Y ayer fue el final de la muestra, que estuvo muy linda (según comentarios de espectadores) y que me sentí mucho mejor que en la otra, porque sabía que bailaba para alguien más que yo misma.
Me dio una alegría inmensa ver a Nat y Xime, a mi amor santo que se bancó las dos funciones, y a la abuela junto con mamá y la tía.
Todo salió bien por suerte y nos equivocamos muy poco para nuestra sorpresa!
A pesar de la luz enceguecedora, todo el tiempo sentí que veía a mi viejo aplaudiendo entre la gente, al igual que en la función anterior, lo que me hacía sentir súper feliz!
Pero, al igual que en la función anterior la realidad era que el hombre que yo miraba nada que ver, porque mi viejo ni se apareció por el lugar...
La primera vez la excusa fue Zoe, que a CINCO 5 cuadras del teatro se descompuso y vomitó todo su preciado alfa romeo. Al estar toda vomitada, papá tuvo que llevarla a lo de mi abuela Nati (Nati de Natividad), limpiarla y esperar a que se sienta mejor.
Si bien Zoe me llamó y me contó lo susodicho con 8 años (no creo que haya mentido, y si la sobornaron para hacerlo qué tristeza que me da) no es la primera vez como todos sabemos que mi viejo se borra.
La segunda excusa, cuando ya no había excusa, y después de escribirle un mensaje de texto a las 12 de la noche (porque el señor no se dignó a avisar que no venía tampoco)  fue: "me acordé que me quedo dormido cuando manejo, y encima me quedé dormido acá en casa".
Qué se supone que debía responder a eso???
Como siempre evito mandarlo a la mierda, contesté "Papi, eso no es moco de pavo, hacelo ver." Y eso fue todo.
Luego de esta "conversación" si es que se puede llamar así, me fui a bañar, y lloré durante 20 minutos seguidos como cuando era una nena y lloraba porque lo extrañaba y no entendía por qué no estaba conmigo, nada más que ésta vez lloraba no sólo por haber gastado $275 en entradas para él desperdiciadas, ni sólo por haberle sacado del fuego las papas siempre que lo necesitó (y cuando no también), no solamente por hacer todo de mi para sentirme más cerca de él y su familia, sino de desilusión, de bronca, de sentirme una boluda, de sentir que le importa muy poco y hasta atreverme a pensar que no le importa nada, que es un cobarde porque no es capaz de blanquear que no tiene ganas de viajar, como si yo no fuera simplemente una hija, o por lo menos si realmente está mal ni avisarme, hasta me quitó el derecho de enojarme, cuidarlo o lo que sea. Me quita el derecho de ser su hija, con las ganas que yo siempre tuve de serlo.

Por suerte antes de todo esto acompañé a mamá a mirar el show de fuegos artificiales en Ferro, que estuvo muy hermoso. Y fue un excelente día, salvo por ese lado tan oscuro que siempre fue el paterno.




2 comentarios:

  1. Kari, con todo el respeto que tu viejo me merece, creo que es flor boludo. Perdoname que te lo diga así. No por no haber ido a verte sino por no ver el pedazo de hija del que se está perdiendo disfrutar.

    Cualquier padre estaría orgulloso de tener una hija como vos, cualquier hermano estaría orgulloso de tener una hermana como vos, cualquier hombre estaría orgulloso de tener una mujer como vos, cualquier amiga estaría orgullosa de tener una amiga como vos.

    Yo lo estoy.

    Y siento pena por el que no pueda ver eso en vos porque son ellos los que pierden.

    Estabas hermosa el otro dia y me alegra mucho haber podido llegar a verte asi. Pobres los que no te vieron, pero bueno... la vida no es justa para todos no? Esta vez les tocó perder a los que no te vieron.


    No llores por quien no merece ni una de tus lágrimas, hermosa. Te amo!

    ResponderEliminar
  2. jajaj sos tan linda!
    Me hiciste llorar :)
    Y tenés toda la razón del mundo, pero viste lo tarado y masoquista que es uno, que se sigue golpeando contra la misma pared...
    Te quiero mucho hermosa, gracias por tus palabras!

    ResponderEliminar