jueves, 18 de febrero de 2010

Por qué no?


Y.. por qué no?

Esta semana tengo emebebida la filosofía del "por qué no...?"
Como charlé con mi compañera, Jesi, que fue muy sabia al decirme, "no serás vos la que te detenés?".
Y si, si lo pienso, si lo pensamos, somos nosotros mismos los que nos detenemos por distintas razones. No damos algún paso, porque pusimos un límite. Quizás sean límites que tenemos "ancestrales" o límites inculcados desde pequeños que están tan incorporados dentro nuestro que hasta llegan a ser normales!
También en el libro que estoy leyendo (que lo recomiendo fervientemente) "A fine romance" de  Judith Sills... Un libro claro, que se enfoca mucho en las relaciones, pero que dice tales realidades que hasta logra dejarme boquiabierta. Y eso que hace mucho que no me intereso realmente en un libro. Pero éste sí que captó mi atención.
En fin, siguiendo con la misma filosofía... es difícil también quitarse de repente esos bounderies/límites/barreras que uno se pone a si mismo... por miedos, miedos que se autogeneran, miedo a los cambios, a lo distinto. Miedo a la "no rutina" o miedo a que te saquen lo "cómodo".
Si, si lo pienso y lo repienso... vuelvo a lo mismo y me doy cuenta que siiiii! Muchas cosas siempre me detuvieron, pero esas cosas venían simplemente de mi. No porque alguien me lo "dijo" o alguien me lo "prohibió" o alguien me "dio permiso".
Todos aquellos miedos, tontos o no, todos los pensamientos y todo lo que hacemos, todo eso proviene de adentro...
Obviamente que hay situaciones especiales o específicas que quizás sean situaciones límites, que nos lleven hacia cierta dirección.. y hacia ciertas decisiones que no podamos manejar...(tanto).
Pero en sí, hay que tener en cuenta y aprender a vivir con lo que hay, con lo que hubo y con lo que vendrá. Sea bueno o malo, haya dolido o agradado...
Estoy segura que si logramos aprender de nosotros mismos a vivir con nuestras mochilas y piedras, quizás las carguemos de otra manera, y funcionen de acompañantes, cosas que están ahí, pero no que necesariamente afecten a ninguna decisión que tomemos en el presente.

So...
tell me...

Why Not?




-



1 comentario:

  1. Mirá Helena... decís tantas pavadas tratando de hacerte la profunda que estaba leyendo y me golpeé la cabeza contra el teclado... Si, PORQUE ME QUEDÉ DORMIDA!!!

    Hele el why not es como el famoso "el no ya lo tenés, asi que no perdés nada con intentarlo".

    Yo tengo miles de boundaries autoimpuestas y no tan autoimpuestas y cada vez que soy conciente de ello, me digo "go for it!"

    Te quiero mucho y yo no sé en qué categoría de amiga estoy, pero soy tu amiga conmigo contás siempre!

    ResponderEliminar